miércoles, 19 de mayo de 2010

EL EGO DE LOS ARQUITECTOS


Aunque parezca raro, viniendo de alguien de la profesión , el ego de los arquitectos es , en la mayoría de los casos, tan grande como el edificio más alto de San Salvador...o ...



como el volcán Ilamatepeq, situado en mi querida ciudad.


Es tan inmenso, que se enrolla como el crater que vemos en la foto, y tan intricado aunque menos bello de lo que hace la pachamama....



Incalculable es el ego, en nuestra profesión y toma expresiones interesantes, algunas veces muy sutiles o muy evidentes en otros casos. ¿Porqué hablar de algo tan delicado como esto ? Simple, porque "rebalsa" la " megocridad" de algunos, olvidándose de sus inocultables "horrores" de diseño y sus indefendibles posturas que hacen honor a  la locución latina " cogito ergo sum" !
"pienso...luego existo"!

No puedo hablar de los mismo en otras carreras o en la más cercana que tenemos los arquitectos, como es la ingeniería civil. Contrario a lo que muchos piensan - especialmente nosotros, los arquitectos - la ingeniería civil es una profesión noble, y de soporte a la arquitectura. Aunque no es una especialidad que pueda decir..." se diseña, se define a nivel espacial" como sucede con la arquitectura. Los que presuman de ello, tienen...un ego ENORME, llamado " Don Ego"....coronado con poca humildad, y mucho, mucho por aprender.

Don Ego

En el devenir de la profesión, me he encontrado con todos estos "egos" personificados en diferentes estuches, medidas, colores, capacidades, falta de ellas...en fin, un abanico inigualable de muestra, mucho mayor que el de las que nos proporcionan en las ventas de pintura....o de las que nos ofrece la web. Lo triste es que estos pequeños seres "megocres" no dejan ni dejaran de existir, se reproducen como los hongos, las hormigas, o ...los famosos zompopos que aparecen en el mes de mayo, por el inicio de la temporada de las lluvias.

Zompopo de Mayo

Los "culones" como se les conoce de manera popular, desarrollan sus "alas de ego" que por cierto, resultan ser más grandes que su propio cuerpo.



Zompopo de Mayo....escalador !

Ser egocentrista, es tener algún tipo de complejo, ya sea de superioridad o de inferioridad, una autoestima desmesurada ( la cual tampoco es buena ) o una pobre y mínima autoestima, aunque ultimamente se topa cualquiera con los primeros , aquellos que creen en su pequeño mundo que son la "mamá de tarzán",

la mamá de tarzán :)

el último grito...o .....


la "ultima coca-cola en el desierto".

 bueno, no tan última...por allí hay otras vacías!

Triste imagen y huella la que dejan, ya que la mayoría de las veces si son personas que tienen atributos, o que manejan herramientas tecnológicas muy bien, tienen algún tipo de inteligencia....con vida...más sin embargo, su forma de actuar, conducirse y sobre todo, su forma de relacionarse con los demás dejan muchas dudas de su inteligencia emocional.

¿El "inteligente emocional" ?

¿Es bueno que los arquitectos seamos asi? No, no lo es, aunque es cierto que es una profesión fascinante , compleja, y muy completa; que define y diseña espacios, que ordena ciudades, y ofrece elementos de estética visual hermosos, no me queda duda, así como el sentirme halagada,de saber que las grandes edificaciones y obras construidas fueron en su gran mayoría, diseñadas por arquitectos, justifica semejantes actitudes sobradas de caprichitos y soberbia .

La persona ególatra, según la definición del diccionario, es todo aquell que tiene y mantiene un culto y veneración a sí misma. El ego, según un amigo psicólogo, es aquel que se conoce como el "yo" , según Freud. Es un aprecio excesivo que la persona siente por sí misma. No en balde aquella frase: "cualquier halago engorda su ego". 


Quizá esto último es lo que hace a un arquitecto sentirse como el "zompopo de mayo", o como la coca-cola, no sé. Lo cierto es, que es una loable profesión que nos permite embellecer lo que nos rodea pero que lamentablemente en los últimos años ha sido desplazada, vista de menos, relegada, disminuida y rebajada por otro tipo de personajes que caminan por allí presumiendo ser profesionales pero actuando sin ningún tipo de Etica o Valores morales....y sobre todo con un grandísimo ego !

Para todos aquellos, arquitectos y arquitectas, va mi reconocimiento, de sentirnos el "pan diario de cada día" , caminar como tal pero...al final, actuar con humildad y reconocer que no somos "todologos" aunque si, somos eficientemente, creativos, diseñadores pero sobre todo ARQUITECTOS de corazón. 

No puedo terminar esta pequeña reflexión sin escribir la locución latina , Memento mori, que significa ; recuerda que moriras, recuerda que eres mortal. Es por ello tan importante, tratar de bajar ese ego que nos obstaculiza crecer, hacerlo a un lado y caminar sobre esta tierra como cualquier peregrino, no olvidando que somos simples seres mortales, y en su momento, hasta por sentirnos como los zompopos, responderemos.

Saludos !

2 comentarios:

Amparo dijo...

Me ha gustado mucho esta reflexión, aunque no soy arquitecta, sino arquitecta técnica, (o lo que vosotros llamais Ingeniera Civil)
A veces se nos olvida que primero que todo somos personas y que tratamos con otras personas también.

Saludos!

Kamran dijo...

Consider the power, size and durability of all ceiling fan motors before making a decision. Although a larger fan is going to be more expensive than a smaller model, it will have more power and longer durability. This will keep the ceiling fan running without so much as a wobble or noise from wearing down.