lunes, 5 de enero de 2009

CALIFORNIA EN MI MENTE

El Castillo Hearst y las magnificas vistas de California.

Ruta Escenica de la costa en California

Hace algunos años tuve la oportunidad de vivir en California,(U.S.A.) especificamente en el Sur, y no puedo negar que me encanto. Andaba rondando en mi cabeza la carrera de Arquitectura aunque no estaba segura aún de algunas cosas. Recorrí el estado de costa a costa y debo confesar que fué una de las mejores etapas de mi vida. Es por ello que me da cierta risa el escuchar decir a las personas que Los Angeles es "horrible", que San Francisco es una ciudad de gays, y otras ridiculeces que se dice cuando no se conoce una ciudad y la gente que la habita. Claro, no es lo mismo ir de visita y "conocer" en quince días o un mes que vivir casí dos años en el sitio, lo cual es una diferencia que ofrece una perspectiva diferente.

Ruta Escenica

Lo más curioso es que no visité el Castillo Hearst, una de las construcciones más hermosas que hay en ese estado. Mi hijo Rodrigo tuvo la oportunidad unos años atrás de conocerlo y es por ello que recordé no sólo a California, sino también las rutas escenicas que en diferentes momentos tanto mi hijo como yo , conocimos y coincidimos en su inigualable belleza.

Cerca del lugar, existe una pequeña localidad llamada Carmel. Llena de encanto y belleza, los que viven en el sitio, mantienen una vida tranquila, rodeados de bellezas naturales. Sitio que me recuerda mucho la parte sur de California cercana a San Diego, y otro lugar cercano a la Isla Catalina. Todos estos sitios, que se conectan con la ruta de las Misiones ( Capistrano es un sitio obligatorio de visita...especialmente cuando llegan las golondrinas es un espectáculo único !) son pequeños pueblos que mantienen el encanto bohemio y tranquilo que muchos ya quisieramos tener.

Pasillo de zona comercial en Carmel

Vista de una calle en Carmel. Notese la arquitectura española

Casas en Carmel

Otras residencias, notese el estilo colonial californiano.


Vista del Castillo Hearst

El Castillo Hearst , propiedad de William Randolf Hearst fué construido- diseñado por la arquitecta Julia Morgan, esta última con una interesante historia que vale la pena difundir, en honor, no sólo al sexo femenino y a las dificultades que todavía enfrentan las feminas en la carrera; sino también a la carrera misma y sus bondades, y al hecho de que no solo contemporáneas como Zaha Hadid a logrado tener renombre en el hacer arquitectónico.

Detalle interior del Castillo
Julia Morgan realizó sus estudios primarios en Oakland High School. Se graduó en 1890 y su interés por las matemáticas le llevó a matricularse en la facultad de Ingeniería de la Universidad de Berkeley. En el año de su licenciatura, el célebre arquitecto Bernard Maybeck, que por entonces tenía 32 años y enseñaba geometría descriptiva, realizó un seminario privado de arquitectura para sus mejores estudiantes. Este seminario marcó la carrera de Julia y de sus compañeros que se animaron a matricularse en la École des Beaux-Arts de París. Julia llegó a París en 1896, aprendió francés y pasó las pruebas de entrada en 1898 convirtiéndose en la primera mujer admitida en la división de arquitectura. En Febrero de 1902 se diplomó.

Julia Morgan y George Hearst

Su ambición y su ansia de independencia le llevaron a presentarse al examen que otorgaba la licencia necesaria para ejercer como arquitecto. Fue la primera mujer en conseguir la licencia del Estado de California. En 1904 abrió su primera oficina en el 456 de Montgomery pero el edificio se destruyó por el terremoto de 1906 y se asoció con Ira Wilson Hoover. Hasta 1910 no comenzó a firmar sus proyectos como Julia Morgan en solitario.

En sus cincuenta años de carrera, Julia diseñó más de 700 obras ejecutadas, muchas de ellas casas monumentales y de diseño en la zona de Berkeley, Oakland y Piedmont. Y trabajó en numerosas ocasiones para asociaciones de mujeres como la YWCA.

Julia mantuvo relación con tres generaciones de Hearst pero fue con W.R.Hearst con quien colaboró más asidua y estrechamente. Para W.R.Hearst construyó proyectos residenciales y comerciales, los más famosos, sus casas residenciales en San Simeon (Hearst Castle), su obra más célebre y monumental.
Vista parcial de la piscina exterior ( Piscina de Neptuno) sin llenar.

Piscina de Neptuno, con capacidad para 1.305.000 litros de agua, revestida de mármol blanco con una longitud de 32 metros, posee estatuas de mármol alrededor de la piscina y la glorieta.

George Hearst, le dijo a la arquitecto Julia Morgan en 1919 : “Estoy cansado de mi rancho, de acampar al aire libre, quiero algo más cómodo, me gustaría construir una casita” . George Hearst terminó construyendo un castillo de 165 habitaciones y 127 acres de jardines, terrazas, piscinas y pasaje y, en el mismo año, el castillo fue heredado por su hijo W.R.Hearst; quien siguió construyéndolo hasta 1947. Actualmente lo llaman San Simeón Castle o Hearst Castle y está considerado como monumento histórico del estado de California.

Vista aerea del Castillo Hearst

En la actualidad el rancho cubre 250 mil acres y forma parte del Parque Estatal de San Simeón (San Simeón State Park), en San Luis Obispo. La propiedad está divida en una casa principal, La Casa Grande- cuyas torres están inspiradas en una catedral española- y tres secundarias. En “La Casa Grande”, la parte principal del Castillo, Hearst colocó su colección de antigüedades y piezas artísticas europeas.

La Piscina Romana ( imágen previa) esta ubicada en el interior es tan grande que en su cubierta los Hearst construyeron dos pistas de tenis, y no es menos impresionante que la localizada en el exterior. La estructura de cemento armado está recubierta de brillantes mosaicos venecianos, algunos de ellos de tonalidades doradas ofrecen figuras de contraste. Se cree que estos mosaicos y sus tonalidades, se inspiraron en una visita al mausoleo romano de Galla Placidia en Ravena. Varios artesanos italianos trabajaron en su construcción durante tres años.

Para más información visiten www.hearstcastle.com. Y si alguna vez van a California , no dejen de visitar estos hermosos lugares y recorrer la costa.


saludos !

2 comentarios:

patricia reinosa dijo...

Connie, que bien iniciar el camino del nuevo año con tan interesante información.
El tema que tu abordas, es rico en su análisis. Como puedes conocer un sitio, una ciudad por ejemplo. Es diferente las percepciones que se tienen cuando se visita la ciudad con fines turísticos, de negocios, de ocio o solo pasas por un tramo de ella. Conocer la Ciudad, es apreciar su dinámica en el dia a dia, en diferentes espacios, sus plazas, mercados, patrimonio cultural, etc. Y principalmente a su gente. La gente da vida a las ciudades, cuando se visita una ciudad hay que darse la oportunidad de coloquiar con las personas que la habitan, la trabajan, la forjan. No hay sitio o ciudad en los territorios sin potencialidades y limitantes, hay que descubrir sus condicionantes y disfrutar, aprender de ellas.
Feliz Año Connie y sigue motivando con temas interesantes tu blog.

Sara C. Centeno. dijo...

Hola Paty ! gracias por comentar. Te cuento que esta nota me salió de puros recuerdos....pero también de curiosidad al enterarme que la arquitecta era Julia Morgan. Agregando al tema recorde las ciudades o pequeños poblados californianos. La verdad que son una delicia esos sitios, y son de mencionar uno por uno. Si logro acordarme de todos ( como Costa Mesa, San Diego, Laguna Beach, etc) los describo uno a uno.
Gracias nuevamente y sobre todo la motivación viene de comentarios como el tuyo.

Feliz Año amiga , y saludos a la familia !

Connie