martes, 16 de octubre de 2007

Ordenamiento territorial: tarea pendiente

( editorial de la Prensa Gráfica, del día de hoy )

El tema del ordenamiento territorial se ha venido volviendo fundamental en el país, sobre todo en la medida que avanzan los grandes proyectos regionales, como el Puerto de La Unión y la Carretera Longitudinal del Norte, que por supuesto son mucho más que extraordinarias obras de infraestructura. En ambos casos, hay todo un ámbito urbano y rural que es necesario ordenar, para que no ocurra lo que tradicionalmente se da entre nosotros: que la especulación descontrolada dicta la pauta, en detrimento de las posibilidades reales de desarrollo.

El ordenamiento, pues, es imperativo, y así se reconoce cada vez más en el terreno. Para el caso, alcaldes del área ribereña del Golfo de Fonseca, en foro realizado recientemente en LA PRENSA GRÁFICA, manifestaron que el ordenamiento debe tener el respaldo de una ley, para que funcione de manera armoniosa y eficaz. Hay muchos estudios de ordenamiento que servirían en áreas determinadas y también hay en la Asamblea Legislativa esfuerzos en marcha para legislar al respecto; pero las cosas parecen en este campo mucho más difíciles de lo que en realidad deberían ser. Se requiere, sin duda, que las voluntades políticas coincidan, a fin de poner el interés nacional sobre los intereses particulares, que hasta ahora han prevalecido.

Si la ley general tarda por distintas razones, al menos tendrían que ordenarse zonas de régimen especial, como las aludidas del Puerto y de la Longitudinal, con sus respectivos entornos. Si queremos de veras consolidar el desarrollo hay que crear, definir y preservar los espacios en que éste pueda expandirse de manera ordenada, moderna y segura.

IMPULSAR POTENCIALIDADES

Los grandes proyectos territoriales, con amplia incidencia regional dentro del país, son la gran novedad en lo que a aperturas internas se refiere. Ha costado mucho hacer posible que el concepto de desarrollo vaya saliendo de los nichos centralistas que tienen al Gran San Salvador como su santuario tradicional. Es importante, desde luego, que todo el país se desarrolle, porque ya no se puede mantener la estructura de un país con una cabeza hipertrofiada en un cuerpo endeble.

En esta nueva concepción territorializada del desarrollo puntos como la descentralización y la asociatividad municipal son verdaderamente decisivos. Una de las áreas institucionales en las que hay que trabajar más y con mayor celeridad es la de las relaciones entre el Gobierno central y los gobiernos locales. Hay aún muchos desajustes en ese ámbito, por motivos principalmente partidarios; pero lo que la realidad exige, por su propia lógica evolutiva es que dichas relaciones sean normales y sustantivas, en beneficio directo de las comunidades específicas y de la comunidad nacional.

El ordenamiento territorial no debe convertirse en otra zona de disputa por el poder, ya que de lo que se trata es de ampliar la efectividad institucional en servicio del interés ciudadano. Si queremos desarrollo, tenemos que crear las condiciones para impulsar las potencialidades de todas las zonas del país. El ordenamiento territorial es uno de los instrumentos para ello, y por eso ya no puede seguir postergándose.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Milagro Navas pide que Roble reconstruya alcaldía a cambio de permisos

El Grupo Roble no ha entregado la zona verde requerida por la alcaldía de Antiguo Cuscatlán para construir un edificio de apartamentos de lujo junto a Multiplaza. La alcaldesa Milagro Navas tiene un plan “B”: que le den dinero para reconstruir la alcaldía. Mientras tanto, los vecinos de las comunidades La Cuchilla y El Tanque han comenzado a abandonar sus viviendas.

La familia Rivas ya se fue. Los Santos siguieron el ejemplo. La familia Erazo se les sumó. Y como ellos, otros cinco linajes solo han dejado latas o maderos, colchones y conexiones eléctricas como señales de que un día habitaron en la comunidad El Tanque. A más de cien personas que viven al norte de la comunidad, a un lado del paso a desnivel que conduce a Santa Elena, la alcaldía de Antiguo Cuscatlán les dio como plazo hasta el 30 de septiembre para que desalojaran sus viviendas. Pero la mayoría no se ha marchado.

La alcaldesa Milagro Navas todavía no forzará el desalojo. “Si estamos hablando de la gente que está en frente de la Pizza Hut, ellos no llegan hasta el domingo (30 de septiembre). A ellos todavía no se les han pintado sus casitas. Cuando estén listas sus casitas, se van a ir. A todos los de ese renglón se van a pasar por su voluntad. A nadie se le ha puesto un cuchillo”, señala la alcaldesa.

En ese renglón que menciona, más de 10 familias ya han desocupado el terreno donde levantaron, algunas hace 26 años, casas de lámina, madera y plástico. Algunas de ellas critican que les quieren quitar el terreno porque se les ha vendido a otros centros comerciales, como Multiplaza, La Gran Vía o Las Cascadas. Otros señalan que el lugar será la zona verde que el año pasado la OPAMSS pedía como parte de los requisitos para que el Grupo Roble construyera sus edificios de apartamentos. Navas repite que ninguna de esas dos sospechas son verdaderas. Alega que en el lugar se construirá un proyecto de captación de agua con la ayuda de la Cooperación Noruega y que, además, se edificará un parque ecológico.

La OPAMSS, por ley, pedía el 10 por ciento más del área que ocuparía la construcción del edificio de apartamentos que construirá el Grupo Roble al lado de Multiplaza, carretera a Santa Tecla. Esto porque así se garantizaría una zona verde, requisito en las construcciones residenciales. Después de un debate jurídico y técnico entre el Grupo Roble y la OPAMSS, el conflicto se elevó hasta la alcaldía de Antiguo Cuscatlán. La misma alcaldesa negoció para que Roble obtuviera los permisos de construcción.

Ahora, ella señala que “(la familia) Poma – propietarios de el Grupo Roble – ya tenía permiso para construir. No es que no los tuviese, es que se habían atrasado. Lo que pasa que no es que no les quisieran dar el permiso, sino que se estaba negociando la compensación de la zona verde que queremos que sea grande. Están comprando una parte grande de terreno que se la van a dejar a la alcaldía. Ese era el ‘pero’; pero no era que no nos querían dar eso. Nos van a dejar más zona verde. Ellos han accedido. Eso es lo que andamos buscando y que va a ser en Antiguo (Cuscatlán)”. Roble propuso a la OPAMSS que el área verde fuera la zona donde se encuentra la comunidad La Cuchilla, vecinos de la comunidad El Tanque y que también han sido advertidos de desalojo por parte de la alcaldesa Navas. Sin embargo, la OPAMSS se opuso porque el terreno es propiedad del Estado salvadoreño.

Pese al anuncio de la construcción del edifico de apartamentos que hizo Roble hace unos meses, el terreno que compensaría la zona verde no ha sido entregado todavía a la alcaldía. Navas tiene ya un plan “B” bajo el brazo. “La otra cuestión podría ser – que no lo hemos negociado – podría ser la compensación. Que nos ayuden a construir la etapa de lo que se va a hacer de la alcaldía, de la nueva alcaldía. Que si no nos compensan la zona verde, que nos den la plata para terminar. Así nadie se mete en problemas”, dijo Navas.

La alcaldesa dice que han pedido “como cinco mil o seis mil varas más” de las que por ley se solicitan. Sin embargo obvió dar detalles de la cantidad total, aduciendo que no quería errar. “La OPAMSS nos estaba ayudando. Ya lo tenían autorizado, lo que pasa es que nosotros no lo queríamos soltar para que nos dieran más”, explica.

Éxodo en El Tanque
Cuenta ella que los Erazo se fueron la semana pasada. Ellos vivían frente a su casa. De uno en uno las familias en El Tanque se van yendo para Ciudad Obrera o la urbanización San Francisco, adelante de Zapotitán, en La Libertad. Esta mujer, de 70 años de edad, también está haciendo sus maletas. Ha comenzado a desarmar su casa de madera y lámina, pues se llevará los materiales para hacer divisiones en su nuevo hogar.

Sus amigas llegan al ver que está hablando sobre el desalojo. Una de ellas narra que lleva tres meses sin ir a trabajar en la maquila, porque se ha dedicado a reparar la casa que le están ofreciendo en Ciudad Obrera. “Es que si no se pierde”, dice. Otra cuenta que perdió el empleo por buscar un hogar donde la alcaldesa les ha dicho que se pueden ir a vivir.

“Lo que queremos es que la gente se sienta segura. Pero el domingo no se van. Algunas se van hasta la otra semana, pero hasta que estén terminaditas sus casitas. El dinero (de las casas) sale del Fondo Social para la Vivienda, el FISDL, Obras Públicas y la alcaldía. Son regaladas. Conseguí las casitas con el gobierno del presidente Saca. Con la Pizza Hut, con las empresas de abajo, me han ayudado con los materiales. Cuando usted me preguntó si los Poma me han ayudado, yo no los he querido molestar para no involucrarlos”, señala la alcaldesa Navas.

Pero estas mujeres ya están haciendo maletas. Las habitaciones están vacías, han dejado de tener divisiones de madera, camas y todas sus pertenencias. Esta mujer, vecina de los Erazo, lo único que teme es que a su hijo no le salga una de las casas. “Aquí un montón de gente que se ha venido a meter hace poco y ha salido beneficiada”, señala. Entre ellos, algunos que aceptan haber participado en la última campaña electoral bajo el mando de la alcaldesa de Antiguo Cuscatlán. Y ahí, probablemente, sellaron su suerte.

Sara C. Centeno. dijo...

Sinceramente, no he profundizado mucho en este artículo mostrado referente a la Sra. Navas. Lo que si es preocupante es ver que ya entramos a la era de los trueques nuevamente !!

y lo que cita la nota sobre lo que dijo la alcaldesa... : " Otros señalan que el lugar será la zona verde que el año pasado la OPAMSS pedía como parte de los requisitos para que el Grupo Roble construyera sus edificios de apartamentos. Navas repite que ninguna de esas dos sospechas son verdaderas. Alega que en el lugar se construirá un proyecto de captación de agua con la ayuda de la Cooperación Noruega y que, además, se edificará un parque ecológico." Habrá que observar y darle seguimiento. Si lo citado NO se lleva a cabo...su famoso PLAN B no es justificable.

El Salvador es uno de los países que aparece en LISTA NEGRA por la falta de capacidad de manejo de recursos. Parece ser que la gestión de esta alcaldía , si no cumple, reprobará la materia con nota CERO.